Comparte Glocal con el mundo

Rabia e indignación entre los conductores de la compañía de autocares Chronoplus después de que uno de sus chóferes, Philippe Monguillot, de 58 años, permanezca en estado de muerte cerebral tras la agresión de un grupo de jóvenes que pretendían subir al vehículo sin mascarilla, sin billete y con un perro.

El suceso tuvo lugar a las 19:15 horas de la tarde del pasado domingo en la parada de Balishon, en Bayona, en la zona del País Vasco francés, según informó la emisora local France Bleu.

Según han denunciado los representantes sindicales de la compañía, el chófer del autobús fue agredido e insultado por los jóvenes, que ya han sido detenidos. La policía local de Bayona está haciendo un llamamiento para recabar información de testigos oculares.

Se da la circunstancia que ya hubo otro incidente en esa misma línea la semana pasada. Cabe recordar que desde que se han establecido las medidas de seguridad sanitarias, los pasajeros no suben por la puerta delantera, más próxima al conductor, sino por la puerta trasera o central del vehículo, lo que dificulta más la supervisión del pago del billete y del uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público.

Tras el suceso, las autoridades han ofrecido apoyo psicológico a familiares y compañeros del conductor agredido, quien permanece ingresado en el hospital de Bayona y cuyo último diagnóstico es «muerte cerebral».

Philippe Monguillot, que realizaba el servicio Tram Bus que ofrece la compañía Cronoplus, es padre de tres hijas de 18, 21 y 24 años.

A raíz del incidente, se ha realizado una reunión de urgencia en la que han participado el alcalde de Anglet, Claude Olive, el alcalde de Bayona y presidente en funcione de la Mancomunidad Vasca, Jean-René Etchegaray, la dirección de Chronoplus y representantes sindicales de CGT, FO y CFDT, para adoptar nuevas medidas de seguridad que eviten incidentes como el sucedido el domingo en Bayona.

Recordemos que Chronoplus, con 19 líneas, es la red de transporte para los municipios de Anglet, Arcangues, Bassussarry, Bayona, Biarritz, Bidart, Boucau, Mouguerre, Saint-Pierre d’Irube, Tarnos y Villefranque.

Los 250 trabajadores de la compañía han expresado su indignación parando dejando aparcados sus vehículos en la mañana del lunes y negándose a ofrecer el servicio en protesta por el grave incidente ocurrido con su compañero y para denunciar la falta de seguridad.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo

error: Content is protected !!