Se cuentan ya 120 brotes activos. Hasta 16 comunidades autónomas han notificado brotes con más de 2.100 casos a día de hoy.

Una de las primeras zonas en las que han sonado las alarmas ha sido en la comarca del Segrià, en Catalunya, que ha obligado a imponer un cerco territorial a más de 200.000 personas.

En Aragón, se ha decidido retroceder a la llamada Fase 2 “flexibilizada” de la desescalada en ciudades como Huesca, Zaragoza y en la Comarca Central. 

Son pruebas de que retrocedemos en la nueva normalidad y esos pasos atrás se deben en buena parte a la irresponsabilidad de quienes participan en aglomeraciones sin mascarilla ni distancia social, como las que se han podido ver en Cádiz con la celebración de su equipo de fútbol, o el desmadre del turismo de borrachera en Magaluf en un desenfreno sin medida.

Evidencias de que vamos para atrás como los cangrejos y lo peor de todo, con el personal sanitario agotado tras la primera oleada y con la sensación del corredor de maratón que al llegar a la meta recibe la indicación de que siga 42 quilómetros más.

Todo parece indicar que son brotes en buena parte relacionados con empresas hortifrutícolas y trabajadores temporeros, inmigrantes que viven en condiciones que hace imposible su aislamiento y que estos días participan en la recogida de fruta y hortalizas.

En las zonas turísticas, como las Islas Baleares, también han comenzado a detectarse brotes. En el Archipiélago hay ahora mismo 128 casos activos, en Mallorca hay 14 personas hospitalizadas, de las que 4 están en cuidados intensivos.

En la isla de Menorca, no hay ninguna personas hospitalizada pero sí hay 5 que están siendo atendidas en su domicilio.

Y en Ibiza hay 7 personas hospitalizadas y 15 casos que están aisladas con seguimiento domiciliario.

La última hora nos hace centrar la atención en la segunda ciudad más poblada de Cataluña, l’Hospitalet de Llobregat, donde en esta última semana se han contabilizado 300 casos. Los afectados viven en los barrios más humildes de la ciudad y en su mayoría son originarios de países sudamericanos, africanos y magrebíes.

Los más pequeños

La proliferación de casos que se están diseminando por la geografía española preocupa especialmente por lo que pueda llegar. Nadie descartaba rebrotes en otoño, en la época de la gripe, pero parecen haberse adelantado y algunos que indican qué puede pasar en septiembre con el regreso a las aulas.

Se da el caso que hay 12 personas que han dado positivo en un campamento de verano en Salduero (Soria), entre ellos, dos adultos y 10 menores, de entre siete y trece años de edad. 

Lo que confirma que, a diferencia de lo que aseguraban algunos expertos, la covid-19 sí se contagia entre los menores.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo