Comparte Glocal con el mundo

La nueva normalidad, en la que estamos desde este lunes, ni es tan nueva ni es tan normal. 

Sanidad ha confirmado 108 contagios y 1 fallecimiento por coronavirus, en las últimas 24 horas. Una curiosidad que nos llama la atención es que algunos de los contagiados son muy jóvenes, incluso algún bebé.

Por lo demás, en el día a día.

Continua siendo obligatorio el uso de mascarilla siempre que no podamos respetar la distancia de seguridad.

Ir sin mascarilla, te puede suponer una multa de 100 euros.

La principal novedad que acarrea el fin del estado de alarma es que terminan las restricciones de movilidad dentro del territorio y es posible desplazarse ya entre comunidades autónomas sin necesidad de contar con una justificación para ello.

Quien más agradece esta medida es el sector turístico. Todo parece indicar que los hoteles tendrán turistas de proximidad. 

Aunque también es verdad que ya han comenzado a llegar los primeros turistas a las islas Baleares, especialmente a Mallorca. que están siendo cuidados entre algodones. Se espera que lleguen un total de 10.900 alemanes en un plan piloto, que de salir bien, abrirá las puertas a muchos más vuelos internacionales.

Pero aquí en España, todos sabemos que estamos jugando con fuego, porque se da por seguro que se van a producir rebrotes.

Ya hay algunos.  Esta misma tarde, la vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo, ha asegurado que los brotes de coronavirus que se están produciendo después del levantamiento del estado de alarma están dentro de lo previsible, pero ha pedido a la población “ser ejemplares” en su comportamiento para evitar el descontrol.

Se hace difícil volver a la normalidad, los alumnos regresan estos días a las escuelas pero sólo para recoger los trabajos del curso, sin pasar de la entrada, donde los maestros les desean buenas vacaciones con un simple, esperemos vernos en septiembre. Pero, sin besos ni abrazos, algunos no pueden evitarlo y corren a la falta de la profesora buscando ese abrazo que quedará pendiente. El curso escolar está acabando de forma muy rara con despedidas a través de videollamadas y todavía nadie sabe cómo será la vuelta al cole después del verano.

No se descarta, que si la situación es grave, se vuelva a decretar el estado de alarma. En estos momentos hay rebrotes en algunas ciudades. Nos dicen desde el Gobierno que son casos controlados, pero tampoco esconden que podría haber que confinar algunas regiones en caso de que los contagios se disparen, como ya está sucediendo en alguna región de Alemania.

Y entonces sí, habría que colgar el cartel de Fin de Temporada en los hoteles.

No olvidemos que en España, ha comenzado el verano esta semana y que, en Barcelona dónde me encuentro, hoy se celebra la tradicional verbena de San Juan. Una noche como la de hoy, es tradicional encender hogueras en plazas y en la playa, en esta nueva normalidad, aunque durante el día sí podíamos bañarnos en las aguas del Mediterráneo, esta noche las playas estarán cerradas.

Se quiere evitar así las aglomeraciones y por tanto el riesgo de contagio. Lo mismo sucede en las ciudades y pueblos que en verano celebran sus fiestas patronales.

Se han suspendido las fiestas de Sant Joan en Ciutadella, Menorca,  los Sanfermines en Pamplona, y todas las celebraciones multitudinarias.

Y entre tanto, ha vuelto el fútbol, y estamos viviendo un final de liga de lo más atípico. Con jugadores, con goles, pero sin público. Como curiosidad, hace unos días, en una transmisión desde el estadio se escuchaban hasta los pájaros de fondo.

Ahora en España tenemos temperaturas con máximas en torno a los 37 grados, es verano, y vivimos con la sensación de que el virus ahora es menos demoledor pero todavía no se ha ido.

El gran riesgo de rebrote, según algunos expertos, podría darse a partir de octubre que es cuando habitualmente comienza la época de resfriados. Tal es así, que el Ministerio de Sanidad ha adelantado la campaña de la vacuna contra la gripe, ha encargado 5 millones de vacunas extra para reducir los efectos de la casi segura segunda oleada de coronavirus, que podría darse en otoño.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo

error: Content is protected !!