Comparte Glocal con el mundo

La noticia del fallecimiento de Diego Armando Maradona ha eclipsado en la tarde de ayer cualquier otra información y parece que la pandemia ha pasado a segundo plano, pero sólo lo parece.

El gobierno de Argentina ha decretado tres días de duelo y ha preparado un dispositivo especial ante los miles de personas que se esperan pasen a despedirse del futbolista. El velatorio tendrá lugar en la Casa Rosada, la sede del gobierno de la República Argentina y su horario se extenderá desde las 6 de la mañana a las 16 horas, horario local.

El dispositivo previsto cerrará el paso a vehículos y personas en toda una amplia zona perimetral alrededor de la Casa Rosada, custodiado por fuerzas de seguridad y el Ministerio de Defensa instalará 7 puestos sanitarios. Se calcula que podría superarse el millón de personas que acudan a rendir el último adiós a Maradona.

Medios de comunicación de todo el mundo ya se han acreditado para seguir de cerca el funeral. Las medidas podrían ser totalmente insuficientes para mantener la distancia social y las precauciones a tener en cuenta en plena epidemia mundial de coronavirus.

Las portadas traen lágrimas

Los periódicos de todo el mundo llevan a primera plana la muerte de Maradona y las redes sociales están saturadas con mensajes recordando al #Maradonaeterno y #Diegoeterno

Abierta la investigación

Un grupo de trabajo coordinado por el Fiscal General de San Isidro, Dr. John Broyad ya comenzado ya las investigaciones para esclarecer las causas de la muerte, que según los primeros indicions fue por paro cardiaco. En el caso están trabajando también los agentes fiscales Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra.

Según las primeras investigaciones, la última persona que lo vio con vida fue su sobrino el martes día 24 a las 23 horas de la noche y en ese momento en la casa estaban además su asistente personal, un empleado de seguridad, una enfermera y una cocinera.

A la mañana del miércoles, a las 11.30 entraron en la habitación, el psicólogo y la psiquiatra personales de Maradona entraron en la habitación. Se dirigen verbalmente al futbolista, pero Diego Armando Maradona, que aparentaba estar dormido, no responde.

Acto seguido, avisan al sobrino y al asistente quienes lo intentan despertar y sin observar, en principio, la existencia de signos vitales requieren la presencia de la enfermera y la psiquiatra quienes le realizan maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Piden la presencia de un médico y acide un médico cirujano del barrio, posteriormente llegan varias ambulancias, se prosigue con las maniobras de reanimación y se le aplican ampollas de adrenalina y atropina, constantando la muerte de Diego Armando Maradona.

La investigación sigue abierta a la espera de conocerse los resultados de la autopsia.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo

error: Content is protected !!