Comparte Glocal con el mundo

Una concentración pacífica ha reunido este sábado a un centenar de personas ante la tienda y centro veterinario Ladridos en Barcelona para protestar en contra del maltrato animal. Los participantes han colocado velas encendidas y carteles de denuncia reclamando el cierre definitivo del comercio ubicado a la altura del número 77 de Via Julia, en el distrito de Nou Barris.

Este acto se ha producido pocas horas después de que agentes de la Guardia Urbana procedieran a precintar el local después de una inspección en la que encontraron 18 cadáveres de cachorros en el congelador, que no figuraban como muertos en el libro de registro del establecimiento.

Foto: Guardia Urbana

Los inspectores intervinieron dos de los cadáveres para ser analizados mediante una necropsia y esclarecer la causa de la muerte.

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, el departamento de Gestión y Protección de los Animales junto con Guardia Urbana inspeccionaron la tienda de mascotas Ladridos para verificar las denuncias de algunos vecinos y clientes.

Según el informe policial, en el local encontraron 30 cachorros de perro, de los que 15 estaban en la zona de venta donde detectaron que tres de ellos padecían coronavirus canino. El resto de animales se encontraban en la zona de cuarentena y había dos cachorros hospitalizados.

La Guardia Urbana de Barcelona ordenó el cese inmediato cautelar de la actividad y procedió a precintar el establecimiento.

Tras la inspección, se abrieron diligencias sobre una de las trabajadores, una veterinaria contratada por la responable del local que no dispone del título profesional reconocido en España y tampoco está colegiada.

Del ladrido al aullido de dolor

Las reacciones de vecinos, clientes y amantes de los animales se han entrelazado en los últimos días tanto en las redes sociales como en diversos actos promovidos ante la puerta de la tienda ahora precintada.

Hemos conversado con algunas de las personas que han acudido a una de estas concentraciones pacíficas a la espera de que se clarifique lo sucedido. Podéis ver y escuchar sus testimonios en el siguiente vídeo:

Sigue abierta la investigación para esclarecer lo sucedido y la preocupación entre el vecindario, especialmente entre las personas que habían comprado mascotas en este comercio.

Verónica Muñoz es enfermera veterinaria y activista en contra del maltrato animal. Denuncia el negocio de la compra y venta de animales así como las condiciones en que se encuentran las mascotas en algunos de estos comercios.

Raúl Checa ha sido cliente de la tienda y nos explica el caso de uno de esos cachorros adquiridos en el comercio que no disponía de la documentación ni el chip obligatorio.

Mercedes Montseno, como clienta y propietaria de uno de los cachorros adquiridos en la tienda defiende el trato recibido y discrepa ante las protestas de los concentrados asegurando que “pone la mano en el fuego” por la propietaria del comercio cerrado.

Finalmente, Víctor Brañas expone que la mascota que compró en la tienda tiene diarreas continuadas y acudirá a otro veterinario para comprobar el estado del animal en relación a su estado de salud y a sus certificaciones legales correspondientes.

En la ciudad de Barcelona, se han cerrado una decena de tiendas de mascotas desde el año 2013 por incumplimiento de la Ordenanza de protección de animales, tenencia y venta de animales y se han intervenido casi un millar de cachorros.

P.D. Al término de este reportaje, varios de los asistentes a la concentración nos han pedido que compartamos el siguiente mensaje de búsqueda de un perro desaparecido en la zona.

REDACCIÓN, FOTOGRAFÍA Y EDICIÓN: Jesús Abad

CÁMARA Y AUXILIAR DE PRODUCCIÓN: Ona Abad

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo

error: Content is protected !!