Comparte Glocal con el mundo

Miles de personas celebraban anoche ante la sede del Partido Popular, como si no hubiera pandemia, la victoria de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid. El PP ha arrasado logrando 65 escaños, a las puertas de la mayoría absoluta y gobernará con el apoyo de VOX que le ayudará a abrir la puerta del despacho de la presidencia. Este triunfo indiscutible de los conservadores mueve todas las fichas del tablero de la política en España. Después de Madrid, la mirada está puesta en Pedro Sánchez. 

Isabel Díaz Ayuso, anoche, junto al presidente del PP, Pablo Casado y al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida

“Libertad significa empezar cada mañana a la manera de cada uno y por eso el Sanchismo no lo ha entendido. Lo han intentado todo. En los Tribunales, intentaron impedir estas elecciones, intentaron por todos los medios que no diéramos mítines, que no habláramos, que no nos expresáramos en libertad. Han intentado usar la justicia, todas las instituciones, han acorralado a la prensa, hemos sido apercibidos por instituciones a nivel internacional. España es otra cosa, Señor Sánchez. España empieza en Madrid y cuando decimos que Madrid es España es porque aquí viene lo mejor de cada rincón del mundo a vivir en paz y en libertad”.

Iglesias se baja del tren de la política

Imagen compartida en twitter por Pablo Iglesias

En las filas de la izquierda el terremoto ha sido tal que el Partido Socialista se ha quedado aguantado por los cimientos, Gabilondo sólo ha logrado 24 escaños, 13 menos que en las anteriores elecciones y el PSOE obtiene los peores resultados de su historia de Madrid. Quien ha sido totalmente arrollado por la locomotora de Ayuso ha sido el hasta hace poco vicepresidente del Gobierno y líderes de Unidas Podemos, Pablo Iglesias quien ha anunciado que se baja del tren y deja la política:

“Cuando te han convertido en un chivo espiatorio hace que tu papel en tu organización y tu papel para mejorar la democracia en tu país se vea enormemente limitado y movilice lo peor de los que odian la democracia uno tiene que tomar decisiones y las tiene que tomar sin contemplaciones. Dejo todos mis cargos, dejo la política entendida como política de partido, entendida como política institucional”.

Y en la calle, ante la sede de Unidas Podemos, un grupo de mariachis le entonaba, dirigida a Pablo Iglesias, la ranchera “canta y no llores” en una noche larga que puede hacer caer más fichas del tablero en las próximas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo

error: Content is protected !!