El Gobierno de Aragón (España) ha dado orden de sacrificar un total de 92.770 visones de una explotación ubicada en La Puebla de Valverde, en la provincia de Teruel. Esta decisión se ha tomado al comprobarse que se había incrementado el número de contagios por covid-19 hasta un 86 por ciento en estos animales de acuerdo a los test realizados.

Con el objetivo de preservar la salud pública, todos los visones de esta explotación serán sacrificados con gas y destruídos en una planta para residuos según ha confirmado el el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona.

Los animales permanecen inmovilizados cautelarmente desde el 22 de mayo, al haberse registrado 7 contagios entre los 14 empleados de la granja, que se han recuperado tras padecer síntomas leves.

La investigación señala que el primer caso se dió en una persona externa de la explotación, lo que podría demostrar que la covid-19 se habría transmitido de humano a animal, aunque no se descarta que también pueda haber transmisión de animal a persona.

«Es curioso porque se han detectado casos similares, de transmisión de humanos a los visones, en Holanda y Dinamarca”, ha señalado esta misma tarde el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo