El solo anuncio del 90 por ciento de efectividad de la vacuna contra la covid19 de los laboratorios Pfizer ya ha disparado los indicadores de las Bolsas de unos mercados cada vez más sensibles ante las buenas y malas noticias. Entre tanto, los principales países del mundo siguen en la carrera por lograr el antídoto que frene la propagación de la epidemia, se trata de una competición no exenta de obstáculos y de estrategias de comunicación y desinformación. Aciertos y fracasos, que se cuentan o se ocultan y que hay que poner en cuarentena hasta lograr una solución realmente eficaz en un tiempo récord.

El IBEX 35 cerraba el lunes con una subida del 8,57 por ciento que se debió a la inyección de optimismo generada por el anuncio de los laboratorios de la buena respuesta que está teniendo en los voluntarios la vacuna elaborada por los laboratorios Pfizer.

Los paneles de los mercados se han iluminado con cifras en verde. La Bolsa de París cerraba el lunes con un aumento del 7,57 por ciento, Londres (4,67 %), Milán (5,43 %), Lisboa (4,50 %), Frankfort (4,94 %), estocolmo (3,80 %), Moscú (3,18 %), Nueva York (2,95 %), Sâo Paulo (2,52 %), México (2,62 %), Buenos Aires (2,39 %) y el Nasdaq (2,16 %).

Quedan claros los efectos que tendrá la vacuna en las Bolsas, pero ¿cuáles serán en nuestro cuerpo? Debemos tener en cuenta que se está trabajando a contrareloj en 200 vacunas contra la covid19 en todo el mundo y la Organización Mundial de la Salud está especialmente pendiente de unas 140, aunque hay 3 que son las más avanzadas: la vacuna experimental Sinovac Biotech (China), la ChAdOx1 nCoV-19 de la Universidad de Oxford (Reino Unido), y la de Moderna (Estados Unidos).

Los testimonios de algunos voluntarios que ya han recibido las primeras dosis nos ayudan a ver la luz al final del túnel pero también ha habido pruebas experimentales con efectos que demostraron haber tomado el camino equivocado.

Foto publicada en Roxana Arazi

Uno de los primeros en inyectarse la dosis de la vacuna contra la covid19, en este caso la llamada Sputnik V de Rusia, fue el argentino Gustavo Velázquez. En declaraciones a la emisora Nacional Bariloche, le explicó a la periodista Roxana Arazi que al menos hay 50.000 personas voluntarias que ya han comenzado a recibir la vacuna y esperan inyectarse la segunda dosis en las próximas semanas. En su caso, debido al labor en la calle como reportero gráfico ya debió realizarse cinco pruebas PCR al trabajar en la calle y en espacios cerrados. Antes de recibir la vacuna, también se hizo la prueba siguiendo las recomendaciones antes de tomar la vacuna.

Preguntado por los efectos que ha tenido en su cuerpo esta primera dosis, Gustavo Velázquez señala que tuvo “una leve hipotermia por unas cinco horas, que está contraindicado”. A la espera de los resultados de los posteriores análisis de sangre y de la evolución de los voluntarios, se espera que la vacuna rusa se pueda distribuir en el primer trimestre de 2021 a partir de la fabricación masiva de dosis en laboratorios de otros países.

Por desgracia, no todas las pruebas con las nuevas vacunas están teniendo efectos tan esperanzadores como los que relataba Velázquez desde la ciudad de Novosibirsk, ubicada en el distrito de Siberia, la tercera más poblada de Rusia.

La última hora nos llega desde la otra parte del mundo, desde Brasil. En un comunicado de prensa emitido este mismo lunes, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) informa que ha suspendido temporalmente los ensayos clínicos de la vacuna elaborada por el laboratorio Sinovac (China) al fallecer uno de los voluntarios el pasado 29 de octubre.

Según el comunicado de Anvisa «decidió interrumpir el estudio para evaluar los datos observados hasta el momento y juzgar sobre el riesgo/beneficio de la continuidad del estudio».

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo