Como una montaña rusa. España ha entrado claramente en la segunda ola de la epidemia por coronavirus. Las últimas cifras vuelven a hacer sonar las alarmas. Sanidad ha contabilizado casi 13.873 nuevos contagios y 218 fallecidos en las últimas 24 horas.

Con estos datos en las pantallas, sólo queda una salida: Medidas más restrictivas como las que ya se han comenzado a aplicar en algunas regiones de España. Madrid está confinada desde hace unos días y no se descarta aplicar un toque de queda como medida para controlar la epidemia siguiendo los pasos de París.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, asegura que van a estudiar medidas más contundentes, después del Estado de Alarma, y no descarta que se aplique el toque de queda en todo el país, obligando a cerrar cualquier comercio y a quedarse en casa, como Cenicienta, antes de la medianoche.

En ciudades como Barcelona, se ha decretado el cierre de bares y restaurantes hasta final de mes. Medida que ha generado las protestas del sector de la restauración que no acaba de levantar cabeza y reclama ayudas o que se reduzca el pago de impuestos.

Riesgo de colapso

Lo que más preocupa ahora mismo es la presión hospitalaria. El Ejecutivo que preside Pedro Sánchez ha pactado nuevas medidas restrictivas con las comunidades autónomas y podría aprobar en las próximas horas un plan de alertas para frenar esta segunda ola ante el riesgo de que se vuelva a colapsar el sistema sanitario como ya pasó en la primera ola.

En esta segunda ola se están diagnosticando muchos más casos y un porcentaje importante de ellos son asintomáticos. Los centros de atención primaria ya están saturados y desbordados. Los centros de salud son la primera línea de contención y sale a la luz la falta de inversión, de rastreadores y de previsión.

Esta es está la situación en España en plena bajada de las temperaturas, recordemos que este fin de semana entramos ya en el horario de invierno, y a la espera de la llegada de los primeros resfriados.

En estos momentos hay más de 1700 municipios confinados y con restricciones para la movilidad. A dia de hoy hay más de 13.000 personas hospitalizadas por covid19 y casi 2.000 en las unidades de cuidados intensivos.

Mascarillas a pie de calle

La realidad en nuestras calles es que no todo el mundo cumple las normas. Al estar cerrados los bares, puedes ver grupos bebiendo en los parques, personas sin mascarilla o con la mascarilla mal puesta y cada vez nos llegan más noticias de acciones incívicas como la reunión de más de un centenar de personas en uno de los miradores de Barcelona o fiestas clandestinas en las que ha debido actuar la policía.

Las escuelas siguen abiertas pero también es cierto que hay un goteo constante de casos positivos entre alumnos y profesores lo que está obligando a confinar cada vez más clases e incluso al cierre de algunas escuelas. A día de hoy y tras un mes de curso, sólo Cataluña registra 1.909 grupos escolares confinados y un centro cerrado.

En las últimas horas se han comenzado a hacer test PCR masivos en algunos centros de educación secundaria y en barrios de algunas poblaciones.

La vida «virtual»

Las clases virtuales y el teletrabajo, siempre que sea posible, están siendo en estos momentos algunos de las medidas paliativas que se están aplicando para intentar doblegar esta segunda curva, que no para de subir, como si en una montaña rusa nos encontráramos.

Lo peor, es que a esta segunda oleada, llegamos todos mucho más cansados. Cuesta respirar con optimismo y no sólo porque llevemos la mascarilla puesta más de ocho horas al día.

Y se nota hasta en el mensaje que está enviando ‘Salud informa’ a los teléfonos móviles: «A causa del incremento de casos Covid19 hacemos un llamamiento a no bajar la guardia» y enlazan con unos consejos a tener en cuenta y que se resumen en las tres M: Mascarilla, Manos y Metro y medio.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo