La epidemia de la Covid-19 ha agravado la situación de cada vez más personas que se han visto obligadas a recurrir a la calle como única salida a la crisis. Iniciativas como las que promueve Homeless Entrepreneur han tenido que reconducir el trabajo que venía realizando desde hace cuatro años ante la demanda de necesidades de quienes quedaron sin hogar y por tanto sin poder atender las normas de confinamiento ordenadas por las autoridades. ¿A dónde acudir cuando no se tiene dónde ir? Esa es una de las preguntas que hemos trasladado al presidente de Homeless Entrepreneur en esta amplia video entrevista.

Andrew Funk, presidente de Homeless Entrepreneur, nos explica que «la mayor razón por la que hay personas durmiendo en la calle no es por drogas ni por salud mental, que es una minoría entre un 15 y un 18 por ciento, sino que la mayoría de personas sin hogar es porque pierden el trabajo y se quedan sin ingresos o hay una ruptura con la familia».

En el caso de Homeless Entrepreneur, llevan 4 años ofreciendo «semanalmente ayuda en la búsqueda de trabajo, vivienda y alimentación», durante la epidemia de la covid-19 «hemos puesto en marcha una atención telefónica para tratar de ayudar a las personas sin hogar» y otro programa en el que se pueden «grabar su propio vídeo para que puedan contar su historia para conectar con recursos que necesitan», explica el presidente de la ONG.

Andreu Funk, en esta entrevista concedida a Glocal, reconoce que no descarta entrar en política en 5 o 10 años, pero sí espera que «quienes lo están ahora sean conscientes de la situación actual para ayudar a las personas que necesitan salir adelante en esta epidemia mundial».

La misión de Homeless Entrepreneur es promover el empoderamiento económico y la reducción de la pobreza a través del trabajo y la ciudadanía activa, para que las personas que viven en la exclusión social puedan mejorar su calidad de vida.

Calendario solidario

Una selección de fotografías, recogidas en un calendario solidario, servirá para recordar mes a mes durante el 2021 a los verdaderos protagonistas de la lucha contra la covid 19. Los fotógrafos Jose Sanabria & Katherin Wermke con la asistencia de Maral Fard han captado esos retratos.

“Stand Up Against Homelessness with Them!“ es un calendario solidario para 2021 que incluye personas sin hogar en el programa HELP de Homeless Entrepreneur y personas con hogar que les apoyan. Lluïsot Domènech ha recogido el momento de la edición del calendario en este dibujo.

Acciones durante la pandemia

La canalización de la solidaridad de empresas también está dejando acciones clave durante la pandemia como fue la donación de una tonelada de detergente ecológico de  WashabyEco a #HomelessEntrepreneur que fue distribuida por Creu Roja Catalunya.

La crisis del coronavirus también está mostrando iniciativas como la promovida por el hostel  Sweet Accommodations, que ha acogido a personas sin hogar.

1.239 personas duermen en la calle en Barcelona en el marco del estado de alarma (según el recuento organizado por Arrels Fundació en mayo de 2020).

Se trata de una cifra similar a la del año pasado, pero hay un hecho diferencial que agrava la situación: Para hacer frente a la crisis por coronavirus se han abierto más de 600 plazas de emergencia, es decir, que hablaríamos de cientos de personas más en situación de calle, que se han podido resguardar en estos recursos temporales

La celebración, en pleno impacto social y sanitario de la pandemia, del Día de Personas Sin Hogar, que se convoca el 25 de octubre, ha puesto a la luz la realidad de muchas personas sin hogar o de personas que viven en infraviviendas, lugares poco salubres y dignos para poder vivir con cierta seguridad y para quienes es una utopía poder adoptar las medidas de prevención decretadas por las Administraciones.

En este escenario de extrema vulnerabilidad de estas personas ante el virus, las entidades que impulsan la Campaña de Personas Sin Hogar —Cáritas, Faciam (Federación de Asociaciones y Centros de Ayuda a Marginados), XaPSLL (Xarxa d’Atenció a Persones Sense Llar de Barcelona) y besteBI (Plataforma por la Exclusión Residencial y a favor de las Personas Sin Hogar de Bilbao)— han elegido un mensaje de impacto para denunciar esta situación.

“No tener casa MATA”

Con el contundente lema “NO TENER CASA MATA”, se quiere llamar la atención de los poderes públicos y de la ciudadanía sobre los efectos que la falta de una vivienda adecuada supone para miles de personas y familias en nuestro país, donde se estima que cerca de 800.000 hogares y 2,1 millones de personas sufren situaciones de inseguridad en la vivienda (VIII Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España).

Cáritas conoce de primera mano estas situaciones de precariedad extrema gracias al trabajo de acogida y apoyo que se ofrece anualmente a las casi 40.000 las personas en situación de sin hogar acompañadas desde los proyectos desarrollados en todo el país por el conjunto de la Confederación.

Este año se da un paso más en la reivindicación que las entidades promotoras de la jornada se viene impulsando en los últimos años para exigir que se garantice el derecho humano a la vivienda y apelar al conjunto de la sociedad a preguntarse cómo se sienten sin vivienda y sin protección las personas sin hogar

“No tener casa –explica Enrique Domínguez, responsable del Programa de Personas sin hogar de Cáritas— impide tener un hogar, unas relaciones sociales normalizadas, un espacio básico de protección, además de suponer un serio impacto en la salud física y mental”. “Afecta a los sueños, las oportunidades, la confianza y la salud de estas personas, y, por tanto, a sus derechos. De ahí que digamos que ´no tener casa mata´”, añade.

En un contexto en el que “la vivienda se ha convertido en la primera línea de defensa frente al coronavirus”, como señala Leilani Farha, Relatora de la ONU para una vivienda adecuada, las medidas dirigidas a la población para afrontar el coronavirus, como aumentar la higiene, quedarse en casa o el distanciamiento social estricto, no son realistas ni posibles para las personas que viven en la calle.

Esas dificultades son especialmente graves en un país como España, que carece de un parque de vivienda social en alquiler adecuado: únicamente cuenta con cerca de 275.000 viviendas de ese tipo, lo que supone tan solo el 1,5 % del parque de viviendas principales (datos del Informe de la Defensoría del Pueblo “La vivienda protegida y el alquiler social en España 2019”).

A ello se suma el hecho de que, según el estudio realizado en la “Estrategia Nacional Integral para Personas sin Hogar 2015-2020”, la esperanza de vida de las personas sin hogar está entre 42-52 años, lo que son unos 30 años menos que la población general.

Por Jesús Abad

Periodista multimedia desde 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error

Haz que Glocal sea mayor y mejor. Compártelo